En la Mira

El actor Daniel Dae Kim

Lo que ves, no es siempre lo que obtienes. Este es el caso de Daniel Dae Kim, quien es la imagen de la nueva campaña #BehindTheFace de Clinique For Men. Al mirar su rostro, ves a alguien fuerte, guapo y masculino. Pensarías que fue así desde la infancia, ¿correcto? Pues estás equivocada. Crecer como un hijo de padres coreanos fue vivir constantemente entre apelativos raciales. De hecho, su deseo de convertirse en actor fue truncado varías veces por su apariencia. “En escena, cuando te sientes cómodo en tu propia piel, eres libre para ser tú mismo y llevar a cabo tu trabajo”, comenta. Hablando de piel, platicamos con Daniel, quien a la fecha ha sumado a la lista diversos títulos como productor y director, entre otros proyectos.

Clinique For Men: Behind the Face con Daniel Dae Kim

The Wink: ¿Qué es algo que la mayoría de las personas no entiende sobre actuación y que te gustaría que supieran?
Daniel Dae Kim:
Que se requiere de un trabajo arduo para hacerlo parecer todo fácil. Creo que muchas personas que ven la TV o algunas película piensan: “Sólo están hablando, yo hago eso todo el día, seguro puedo actuar”. Sin embargo, como otras cosas, la realidad es que detrás se necesitan de muchas horas de trabajo duro para poder lograr que se vea tan sencillo.

TW: La campaña se llama #BehindtheFace, ¿cómo el cambiar de apariencia para representar a algún personaje afecta la piscología del mismo?
DDK:
Para lograr tu camino dentro de un personaje existen muchas formas, pero lo que realmente hice en el último papel que trabajé para el El rey y yo fue ir de afuera hacia adentro. El poder tener barba me ayudó a adentrarme en mi papel porque no es como me veo usualmente.

TW: ¿Cuál consideras que es el mensaje que quieres transmitir?
DDK:
Que todos podemos vivir armoniosamente. Existen muchas más cosas que nos conectan que aquellas que nos dividen. Me encantaría, en 50 años, poder mirar hacia atrás y decir: “¿Puedes creer que las personas se comportaban así unas con otras?, ¿puedes creer que las personas tenían miedo una de la otra sólo porque tenían diferente color de piel o adoraban a un Dios distinto?”. Creo que mi experiencia como una minoría dentro de los Estados Unidos me moldeó tan profundamente que siempre estoy buscando formas de mostrar cómo sí se puede vivir juntos, de una manera inclusiva.

TW: ¿Puedes pensar en alguna experiencia que te haya ayudado a formarte en lo que eres hoy en día?
DDK:
Cuando empecé a actuar me dieron un pequeño papel en una obra muy grande con un director muy conocido. Recuerdo que no me sentía bien, como si no mereciera estar allí, y terminé saboteando mi propia actuación.   Cuando me dieron malos comentarios sobre mi trabajo pensé, “están en lo correcto, y eso por mucho tiempo se quedó dentro de mí”.

TW: ¿Hay algo que te haga desear volver el tiempo atrás para decírselo a tu “yo” más joven?
DDK:
Me diría que a pesar de que las cosas parecen difíciles, mejorarán. Que ante todo esto, miraré hacia atrás y podré decir que esas duras experiencias y la forma en cómo lidié con las adversidades me llevaron hasta donde estoy.

TW: ¿Hubo algún momento en particular cuando sentiste que verdaderamente alcanzaste la edad adulta?
DDK:
Esto va a sonar un poco absurdo, pero fue el momento en el que dejé de considerar que era feo. Al crecer, siempre me sentí excluido. Lo interioricé de cierta manera sintiendo que no era del todo atractivo. Creo que me convertí en un hombre cuando entendí que también tenía algo que ofrecer. Esto no quiere decir que pienso que soy el tipo más guapo. Eso es algo totalmente diferente. Pero hoy tengo la confianza para decir, “así es como soy, tal vez no te gusta la forma en cómo luzco, pero no dejaré que esto me afecte a mí o mi imagen”.

TW: ¿Qué tan importante es para ti el cuidado de la piel?
DDK:
El cuidarte es extremadamente importante. Yo entré en el mundo del cuidado de la piel casi inadvertidamente a través de mi esposa. Estaba en mis veintes cuando empecé a darme cuenta de lo realmente importante que es cuidar la piel. Honestamente, he usado el jabón Clinique y la Clarifying Lotion por décadas, porque mi esposa me dijo que estaría muy agradecido si lo hacía. Resulta que sí lo estoy; conforme me vuelvo mayor, veo cómo mis amigos van envejeciendo, veo el daño que el sol puede producir, especialmente si vives en Hawaii. Actualmente, me encanta el nuevo Clinique For Men Oil Control Mattifying Moisturizer porque éste no tiene aroma, el diseño del empaque no se ve muy femenino y lo mejor de todo es que realmente funciona.

Retrato: Chad Griffith | Fotografías detrás de escena: Kike Besada Fernandez | Texto: Didi Gluck