Arma Letal

Los “Sí” y los “No” de la protección solar

No es un secreto que el uso diario del protector solar ayuda a proteger la piel del envejecimiento prematuro, que se manifiesta tanto en arrugas como en manchas oscuras, e incluso ayuda a combatir males más importantes como el cáncer de piel. Entre más utilicemos protector solar, podemos evitar más el envejecimiento de la piel. Pero existen muchos conceptos erróneos sobre cómo trabaja el SPF. La especialista Adriane Pompa, Derm Pro de Clinique, nos comparte los SÍ y los NO para un día de sol más seguro.

Los “Sí” y los “No” de la protección solar

Que no pase un día sin aplicar el SPF
“No importa cual sea tu tono de piel, cuanto tiempo pases al aire libre, o que época del año sea, necesitas proteger tu piel de los rayos UV diariamente. Estos rayos penetran a través de las nubes y las ventanas; incluso si solo expones diariamente la piel de 10 o 15 minutos, esto aumenta la aparición de las líneas de expresión y arrugas a lo largo del tiempo”, comenta la Dra. Pompa.  

Utiliza un hidratante que protege y repara
Con el fin de ayudar a tu piel a defenderse de los rayos del sol, busca un humectante de día que contenga protector solar de alto espectro, así como antioxidantes. La Dra. Pompa elige Superdefense SPF25 Fatigue + 1st Signs of Aging Multi-Correcting Cream, que ayuda a bloquear los rayos UVA/UVB, así como los infrarrojos y los rayos azules. Para el cuerpo, prueba SPF 30 Mineral Sunscreen. Se absorbe muy rápido y es invisible en todos los tonos de piel.

No apliques el SPF solo una vez
Para lograr la máxima protección, lo debes de reaplicar cada dos horas incluso si estás bajo los rayos de sol de forma indirecta. Asegúrate de reaplicarlo después de transpirar, nadar o de secarte.

Utiliza por lo menos lo equivalente a una cucharita de protector solar para aplicar sobre todo el rostro
“Asegúrate de colocarlo también detrás de las orejas y hasta el cuello”, explica la dermatóloga. Cuando lo apliques en tu cuerpo, una buena regla de oro es utilizar en cada uso la cantidad aproximada de una onza (la medida de un vasito tequilero) de manera uniforme.

No esperes a aplicar el SPF hasta estar en el exterior
Un gran secreto: “Siempre aplica el protector solar antes de salir de casa”, sugiere la Dra. Pompa. Puede llevar hasta 15 minutos para que los ingredientes que sirven de escudo contra el sol se integren con la piel y sean efectivos.

Texto: Terry Tom Brown