Muy Fácil

Cinco formas
de aplicarte la fragancia

Portar una fragancia es todo un arte. Dependiendo de tu tipo de piel y el efecto aromático que quieres crear, existen diferentes estrategias en cuanto a cómo, cuándo y dónde es la mejor forma de aplicarla. Nuestra fragancia favorita de la temporada: Clinique Happy que contiene una mezcla fresca de notas vibrantes de toronja con bergamota con un toque sensual de flores de boda hawaianas y acacia. ¿El resultado? Un aroma que te hace, y a todos lo que están a tu alrededor, sonreír. Aquí el cómo obtener el máximo de ella:

5 maneras de aplicar tu fragancia I Clinique

#1. Rocía después del baño
Si tienes la piel muy seca, aplica el perfume justo después del baño, cuando tu piel todavía está húmeda. La esencia se evapora más rápido sobre la piel seca, por lo que la humedad extra le ayudará a absorber y a mantener mejor la fragancia.

#2: Rocía después de aplicar la loción corporal
Si quieres que tu fragancia perdure por un mayor tiempo, primero aplica una loción corporal y después rocíala. El hidratante actúa como un primer, ayudando a atrapar la esencia sobre tu piel. La puedes aplicar sobre un hidratante cuyo aroma acompañe el de tu fragancia, de esta manera resaltarán las notas. Nuestra elección: Clinique Happy Body Cream. También puedes utilizar una loción de cuerpo sin fragancia para que no compita con la esencia de tu perfume.

#3: Rocía en tus puntos de pulso
Para intensificar todas las notas de tu fragancia, es importante enfocarse en los puntos del pulso. Estas son las áreas en donde puedes sentir el latir del corazón, lo que a su vez genera un mayor calor corporal, como en ninguna otra parte del cuerpo, lo que ayuda a activar y difundir el aroma a lo largo del día. Los pulsos clave: la parte alta de tu cuello, la parte interna de tus muñecas y codos, y por detrás de las rodillas.

#4: Rocía sobre el aire 
¿No quieres hacer una gran declaración de intenciones con tu fragancia? Opta por una forma más delicada al aplicarla. Atomiza la fragancia en frente de ti, y después camina a través del rocío para que ligeramente se perfume tu ropa. ¿Sabes? Clinique Happy está libre de parabenos, ftalatos y probado dermatológicamente.
 

#5: Rocía tu cepillo para el cabello
Para dejar una estela que perdura, aplica la fragancia en tu cabello a través del cepillado. Esto funciona mejor si lo tienes de medio a largo, para que en cada movimiento vayas dejando un rastro sutil pero inolvidable. De esta forma evitas aplicarlo directo al cabello, ya que el alcohol que contiene la fragancia puede resecar tu cuero cabelludo.

¿Quieres una ayuda extra? Te invitamos a cualquier mostrador de Clinique para que una de nuestras expertas te brinde nuestros servicios complementarios de Tiempo para ti, ya sea mediante tutoriales de maquillaje o rutinas para el cuidado de la piel.

Foto & Vídeo: Brayden Olsen | Texto: Mari Tzikas Suarez