Arma Letal

La mejor rutina contra el
acné aprobada por el dermatólogo

Aunque no existe ningún tratamiento de noche mágico para el acné, es absolutamente posible tratar cualquier acné de moderado a severo y lograr aquella piel limpia que quieres. No sólo necesitas los tratamientos con las fórmulas adecuados, también se requiere un poco de dedicación en una simple rutina de dos veces al día –justo como la de lavarse los dientes.

El acercamiento de Clinique al acné: elimínalo delicadamente
No hay necesidad de eliminar el acné con fórmulas agresivas que sequen e irriten la piel. Una buena estrategia para combatir el acné va más allá de tratar la bacteria, sino también aquellos efectos secundarios que conlleva: piel grasosa, enrojecimiento y sensibilidad. Es por eso que todo el desarrollo dermatológico detrás de la rutina de Acne Solutions es atacar de formas múltiples con un enfoque que reduce los brotes de forma segura, a la vez que previene nuevas formaciones.

El mejor cuidado de la piel para el acné

Apégate a esta simple rutina de 2 pasos, y en tan sólo 3 días empezarás a ver una reducción del acné activo, y después se irá viendo mejoría tras mejoría.

Paso 1: Limpieza
Acne Solutions Cleansing Foam es muy suave, pero a la vez limpia el rostro profundamente sin resecarla. Contiene extracto de laminaria saccharina que controla la grasa, cafeína para calmar y un 2% de ácido salicílico para exfoliar y remover las células muertas.

Para obtener la mejor limpieza, utiliza primero un removedor de maquillaje. Como regla de oro, siempre utiliza agua templada al lavarte el rostro. El agua caliente te puede irritar la piel y tira los aceites naturales, mientras que el agua fría es poco confortable, y la realidad es que no cierra lo poros.

Haz 2 o 3 pumps de Cleansing Foam y masajea suavemente en toda la piel, evitando el área de los ojos. Hazlo por alrededor de 30 segundos, después enjuaga y delicadamente seca con una toalla facial. Tip: Guarda en el baño un paquete de pequeñas toallitas como las de los bebés, y utiliza una limpia cada vez que laves tu rostro. Esta es una de las recomendaciones más frecuentes que muchos dermatólogos hacen a sus pacientes después de hacerse un procedimiento dentro de consultorio y necesitan de cuidados extra con su piel.

Paso 2: Exfolia
Acne Solutions Clarifying Lotion es un exfoliante en líquido que tiene efectos matificantes, polvos que absorben la grasa para ayudar al brillo. Al igual que el limpiador, este contiene 2% de ácido salicílico que desprende las células muertas y mantiene los poros limpios.

Agita Clarifying Lotion hasta que se mezcle el agente que controla la grasa y los polvos matificantes completamente con el líquido exfoliante. Satura de producto un algodón y pásalo sobre todo el rostro y el cuello –no olvides la quijada y evita el área de los ojos.

Paso 3: Hidrata
Incluso si tienes acné, también necesitas hidratar la piel. Sin los niveles correctos de hidratación, tu piel en realidad busca sobrecompensación produciendo más grasa. Acne Solutions All-Over Clearing Treatment es un hidratante sin aceites, formulado especialmente para darte la cantidad exacta de hidratación, sin dejar sensación grasosa. Además contiene ácido salicílico, así como 2.5% de peróxido de benzoílo, que es un ingrediente muy diferente para tratar el acné al de los usados en los limpiadores y exfoliantes. Nosotros llamamos a este paso el “pequeño ataque”, porque disrumpe el acné con un ingrediente antibacterial diferente con el fin de prevenir que la bacteria del acné se adapte al régimen, y se vuelva inmune a los ingredientes.

Esparce una capa delgada sobre todo el rostro, incluyendo los brotes. La clave es: no los frotes con mucha intensidad, esto podría causar una mayor irritación y enrojecimiento. En vez, da ligeras palmaditas y presiona con las yemas de los dedos hasta que se absorba.

¿Quieres aprender más trucos sobre cómo lograr una piel saludable? Ve a uno de los mostradores de Clinique y deja que una de nuestras expertas te brinde uno de nuestros tratamientos complementarios para Eliminar el Acné, uno de los servicios de Tiempo para ti.

Texto: Hilary Presley